Consejos para tomar el sol sin peligro

En temporada de vacaciones, son muchas las personas que escogen como destinos tropicales de arena, playa y sol y;  aunque el astro rey tiene muchísimos beneficios para la salud, como ayudar a la producción de vitamina D y efectos antidepresivos, es conveniente considerar estas recomendaciones para que a la hora de exponerte, lo hagas de forma adecuada:

Utiliza un bloqueador o fotoprotector: Preferiblemente con un factor de protección (FPS) igual o mayor a 30. Procura aplicarlo media hora  antes de exponerte y re-aplicarlo cada vez que salgas del agua o que hayas sudado mucho.

Limita el tiempo de exposición: Si el plan es estar varios días de vacaciones, procura que los primeros contactos con el sol sean breves, es decir, que tu piel se vaya adaptando poco a poco.  Si te tumbas muchas horas desde el principio, solo conseguirás quemaduras sobre tu piel.

Evita el sol del mediodía: Todos los especialistas recomiendan evitar el sol de las horas centrales del día, porque inciden directamente sobre la Tierra, por eso, lo recomendable es evitar exponerse de 11 am a 4 pm.

Dale respiros a tu piel: Puedes alternar períodos de tomar sol con otros bajo la sombra, para que tu piel se refresque y pueda descansar. Otra manera de bajar la temperatura de tu piel es mojarla de vez en cuando para evitar golpes de calor e insolaciones. 

Escoge ropa con protección solar: La ropa siempre ha sido nuestra primera línea de defensa contra los rayos del sol. Por eso, hay muchas marcas que diseñan trajes de baño y ropa para estas ocasiones con protección ultravioleta, pensada especialmente para absorber o bloquear gran parte de esa dañina radiación. 

Usa accesorios para protección adicional: Con esto nos referimos a las sombrillas,  gafas y sombreros. Tanto tus ojos como tu cabeza, requieren protección adicional. En el caso de los ojos,al  usar gafas con filtro UVB y UVA evitarás la aparición de cataratas y las temidas líneas de expresión conocidas como  “patas de gallo”. Los sombreros o gorras, por su parte, protegen la cabeza de esta nociva radiación, sobre todo a personas con calvicie o con poco cabello. 

Mantente hidratado: Toda exposición al sol viene acompañada da calor y el exceso del mismo, puede tener serias consecuencias en nuestro organismo. Por eso, no olvides consumir líquidos durante la exposición, así evitarás que tu organismo haga un gran esfuerzo evitando que la temperatura suba a niveles peligrosos. 

Utiliza cremas y productos “aftersun”: El agua no tiene un gran efecto hidratante sobre tu piel por si misma, ya que la membrana de células que componen nuestra piel es impermeable, por eso, es aconsejable después de un baño de sol,  usar cremas o aceites a base de sustancias que sí pueden traspasar esa barrera para hidratar y regenerar esta membrana celular.

Contáctanos

¿Tienes alguna recomendación para tomar sol sin correr riesgos?

¡Compartela con nosotros!
Contáctanos
2019-10-04T14:01:19+00:00
Contact Person WhatsApp - Neptuno